La gran Alemania

Una dura derrota ante Croacia en los cuartos de final de una Copa del Mundo y una eliminación en la fase de grupos de la siguiente Eurocopa bastó para que un gigante como Alemania se replanteara todo. Era el año 2000, su última victoria a nivel de selecciones databa sólo de cuatro años antes (Eurocopa 1996) y en clubes sólo habían pasado tres temporadas desde el éxito del Dortmund (Champions 1997), pero el fútbol alemán sentía que su forma de hacer las cosas estaba comenzando a dejar de funcionar.
Todas las grandes potencias futbolísticas ganan a partir de un gran pico de talento y se sostienen competitivamente gracias a la continuidad que tienen en la creación de determinados perfiles. Sucede en Brasil, en Argentina, en Italia y también en Alemania. También, si nada cambia, sucederá en España. El problema es que el fútbol evoluciona y, en ocasiones, estos perfiles comienzan a estar obsoletos. Alemania entendió que su fútbol corría ese riesgo y revolucionó su paradigma sin perder la esencia. La entrada de Klinsmann en 2006, la irrupción de nuevos talentos como Mesut Özil, Manuel Neuer o Toni Kroos y el crecimiento de la idea a partir del talante de Joachim Löw volvieron a situar al país en su lugar. Desde el Mundial de 2006, aquella cita que llegó a dar vértigo al fútbol alemán, la Mannschaft ha llegado siempre a las semifinales y ha logrado sumar la cuarta estrella a su escudo. El éxito es mayúsculo. Pero, en realidad, no es más que la consecuencia final de lo que nos resumía Guillermo.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Porque el cambio de estructura deportiva, la transformación de la Bundesliga y la entrada de una nueva corriente ideológica han afectado a todos los pilares del fútbol en Alemania. Primero se notó con los jugadores y ahora se percibe en los entrenadores. Sin ir más lejos, hay un hecho particularmente interesante: en la actualidad hay seis técnicos de menos de 40 años entrenando en la Bundesliga. Ellos son Julian Nagelsmann (TSG 1899 Hoffenheim, 30 años), Domenico Tedesco (Schalke, 32), Florian Kohfeldt (Werder Bremen, 35), Hannes Wolf (Stuttgart, 36), Manuel Baum (Augsburg, 38) y Sandro Schwarz (Mainz, 39). El dato de por sí llama la atención. Pero si lo contextualizamos con el resto de grandes ligas el impacto es aun mayor: mientras en la Bundesliga hay seis técnicos con menos de 40 años (33%), en la Liga, la Premier y la Serie A juntas “sólo” están -y por sólo unos meses de duración- Javi Calleja , Gennaro Gattuso y Roberto De Zerbi (5%). Así que, ¿qué está pasando en la Bundesliga?
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
En Alemania se han cambiado muchas cuestiones tangibles, pero las más relevantes son las que no se pueden ver o tocar. Porque la mentalidad, como apunta Juanma Romero, ya no es la misma. Ha evolucionado. Y esto se percibe en el hecho de que, por ejemplo, ninguno de estos jovencísimos técnicostienen ningún tipo de experiencia en la élite del fútbol. Nagelsmann se retiró con 20 años por problemas de rodilla, Domenico Tedesco jugó únicamente como amateur, Florian Kohfeldt hasta juveniles, Hannes Wolf y Manuel Baum pasaron por muchos clubes de la cuarta y quinta división, y Sandro Schwarz vio marcado su tope en la segunda categoría. Es decir, que aunque como técnicos ya suman más de 200, entre todos ellos suman exactamente 0 partidos de Bundesliga como futbolistas.